in

Abanderados fueron estrellas de oro en el desfile

abanderados-fueron-estrellas-de-oro-en-el-desfile

La jamaicana Shelly-Ann Fraser-Pryce, el cubano Mijaín López y otras estrellas olímpicas brillaron en la constelación de abanderados que desfilaron este viernes como héroes de videojuegos en la apertura de Tokio-2020, con el anfitrión Japón representado en el NBA Rui Hachimura y la bicampeona mundial de lucha libre Yui Susaki.

Banderas de 206 delegaciones ondearon en la ceremonia inaugural en el Estadio Olímpico de Tokio desde que la cuna de los Juegos, Grecia, abrió el desfile con la tiradora Anna Korakaki y el gimnasta Eleftherios Petrounias usando tapabocas por la pandemia de covid-19 hasta que Japón lo cerró.

Petrunias y Korakaki fueron medallistas de oro en Rio de Janeiro-2016.

Cada país pudo presentar por primera vez a dos abanderados, una mujer y un hombre, y lo hizo con el acompañamiento de las partituras de clásicos del videojuego -industria de gran significación para los japoneses- como Sonic, Final Fantasy o Dragon Quest. 

Doble campeona olímpica de los 100 metros, Fraser-Pryce quiere ser a sus 34 años la primera mujer con un triple reinado en la prueba reina del atletismo. 

Con su larga cabellera magenta al estilo de las cónsolas, «Mommy Rocket», como se hace llamar desde que es madre en un juego de palabras con su sobrenombre «Pocket Rocket», llevó la bandera de Jamaica junto al boxeador debutante Ricardo Brown.

Y el incansable gigante Mijaín López, quien aspira a su cuarto oro olímpico consecutivo en la lucha grecorromana, portó la de Cuba con la judoca Idalys Ortiz. Nadie ha hecho tantos desfiles como él, cuatro, con sus 130 kilos de peso.

Caterine Ibargüen, medallista de oro en el salto triple en Río de Janeiro-2016, marchó por Colombia con el púgil Yubergen Martínez.

Más campeones olímpicos de América Latina: el voleibolista Bruno Rezende por Brasil, con una camiseta estampada, y los veleristas Cecilia Carranza y Santiago Lange por Argentina.

Y también de Europa, entre otros, con los españoles Mireia Belmonte y Saúl Craviotto.

En Estados Unidos compartieron el honor el beisbolista Eddy Álvarez y la basquetbolista Sue Bird. Álvarez tiene por delante un desafío muy peculiar: unir una medalla en los Juegos Olímpicos de verano a la presea de plata que conquistó en los de invierno, en Sochi-2014, en el relevo de los 5.000 metros del patinaje de velocidad.

— LISTINDIARIO (@ListinDiario) July 23, 2021

Los abanderados japoneses, Hachimura y Yui Susaki, cuentan con un perfil distinto, pues están en sus primeros Juegos Olímpicos.

Fueron precedidos por la pentacampeona mundial de judo Clarisse Agbegnenou y el gimnasta Samir Ait-Said, los representantes de Francia, el próximo país sede en 2024.

Neutrales


Si se trata de particularidades, la bandera de Rusia estuvo ausente en la apertura.

Sus atletas compiten en estos Juegos Olímpicos bajo el acrónimo ROC (Comité Olímpico Ruso por sus siglas en inglés), después del gigantesco escándalo de dopaje que terminó dejando ‘game over’ a su país. No podrán oir su himno cuando suban al podio.

La esgrimista Sofya Velikaya y el voleibolista Maxim Mikhaylov llevaron el estandarte del ROC. Contribuyeron a su manera a la amplia colección de éxitos de la constelación de abanderados, pues los dos saben lo que es ganar oro y suman cinco preseas olímpicas entre ambos.

La bandera olímpica, con sus cinco aros de colores entrelazados, fue llevada por el Equipo de Refugiados (integrado por 29 atletas en esta oportunidad) en las manos de la nadadora Yusra Mardini, de Siria, y el maratonista Tachlowini Gabriyesos, de Eritrea.

¿Que opinas?

Written by Bienvenido Feliz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *