in

ANÁLISIS | El final del juicio político a Trump levanta una nube opresiva en Washington

analisis-|-el-final-del-juicio-politico-a-trump-levanta-una-nube-opresiva-en-washington
El Senado absuelve a Donald Trump en el juicio político 1:39

(CNN) — La conclusión del juicio político de Donald Trump finalmente le pone fin al dominio absoluto del expresidente sobre cada momento de vigilia de Washington y le da al presidente Joe Biden una primera oportunidad de ejercer plenamente su influencia y poder.

Si bien los próximos días en la capital pueden no ser tan desgarradores como la semana pasada— que recordó una espantosa recreación del terror dentro en el Capitolio, el 6 de enero, por parte de los fiscales de juicio político de la Cámara de Representantes— serán aún más críticos para el destino a corto plazo del país. Biden ahora puede reclamar la atención completa del Congreso y del público mientras busca impulsar su paquete de ayuda y poner fin a la pandemia, y hará su primer viaje oficial fuera de Washington desde que tomó posesión.

Pero la absolución de Trump a manos de una mayoría de senadores republicanos, el sábado, también demostró que su culto a la personalidad lo convertirá en una fuerza dominante en la guerra civil interna que se apodera del partido en el período previo a las elecciones de mitad de período de 2022. Su poder de permanencia, incluso cuando esté fuera de la presidencia, tendrá un gran impacto en el estado de ánimo en Washington y en la capacidad de Biden para unir a la nación.

Republicanos prominentes como el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, y la potencial candidata presidencial de 2024, Nikki Haley, ya están maniobrando para llevar al partido en una dirección diferente. Solo el tiempo dirá si la influencia de Trump será tan omnipresente cuando esté a kilómetros de la acción en su resort de lujo en Florida y el Congreso ya no esté debatiendo su destino político. Y una oleada de preocupaciones legales, derivadas de sus prácticas comerciales pasadas y los intentos de robar las elecciones del año pasado, podrían dañar aún más las perspectivas políticas futuras de un expresidente que estaba dispuesto a destruir la democracia estadounidense en un intento por mantenerse en el poder.

¿Qué efectos legales tiene que Trump haya sido absuelto? 2:20

El interminable dilema del Partido Republicano sobre Trump

El juicio mostró que el Partido Republicano se encuentra esencialmente en el mismo lugar desde que Trump descendió su escalera dorada en 2015. Muchos de sus líderes más prominentes desdeñan al expresidente, pero tienen miedo de confrontarlo debido a su vínculo casi místico con la base conservadora. Esto ha llevado recientemente a los representares republicanos de la Cámara a legitimar su ala extremista y conspiradora al abrazar a la representante pro-Trump, Marjorie Taylor Greene, en una estrategia que amenaza con alejar a más votantes centristas. Mientras tanto, los miembros de la Cámara y el Senado que votaron a favor de condenar a Trump se han enfrentado a la censura de los partidos estatales y una reacción violenta de los votantes en casa.

Hay una pequeña oportunidad para aquellos que quieren llevar al partido en una dirección post-Trump. Haley, exembajadora de Estados Unidos en las Naciones Unidas y exgobernadora de Carolina del Sur, utilizó una entrevista con el medio Politico para distanciarse del expresidente antes de su absolución, la semana pasada. Y el gobernador de Maryland, Larry Hogan, otro posible candidato presidencial de 2024, expuso el caso a favor del cambio el domingo.

«Esto no ha terminado. Vamos a decidir en los próximos años cuál es el destino de Donald Trump y el Partido Republicano», dijo Hogan a Jake Tapper en State of the Union, de CNN.

Trump está tratando su escape de la justicia como una victoria política y promete «emerger pronto» en el centro de atención. El expresidente planea utilizar las próximas primarias de mitad de período para vengarse de los republicanos que se volvieron contra él y demostrar su poder de permanencia como líder de facto del Partido Republicano.

Sin embargo, tiene otras preocupaciones. CNN ha informado que el expresidente teme que pueda enfrentar cargos criminales por su incitación a una turba, el 6 de enero. Y el legado del juicio, y lo que expuso, podría dañar permanentemente a Trump. Impresionante evidencia de video mostró cuán cerca del peligro estuvieron el entonces vicepresidente Mike Pence y los legisladores, y el informe del viernes por la noche de CNN sobre nuevos detalles sobre la llamada telefónica de Trump el 6 de enero con el líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, planteó serias preguntas sobre lo que sabía el presidente y cuándo. Si bien es concebible que Trump pueda ser un fuerte contendiente para las primarias presidenciales en 2024, es más exagerado verlo como un candidato nacional viable dados los métodos extremos que tomó para aferrarse al poder en 2020.

Trump, absuelto en segundo juicio político 5:02

La apuesta de McConnell tras el juicio político a Trump

La falta de voluntad de los republicanos de restringir a Trump ha llevado a dos juicios políticos, a la pérdida de la Casa Blanca, la Cámara de Representantes y el Senado, múltiples abusos de poder y el manejo fallido de Trump de una pandemia que ha matado a casi medio millón de estadounidenses. Pero la base demográfica del partido significa que la única ruta al poder sigue dependiendo de una participación activa de los partidarios más leales de Trump.

Este choque entre el poder y los principios se subraya mejor por el comportamiento contradictorio de Mitch McConnell en el juicio. El republicano de Kentucky votó a favor de absolver a Trump sobre la base dudosa de que la Constitución prohíbe juzgar a un presidente acusado una vez que deja el cargo.

Pero inmediatamente después de emitir su voto, el líder republicano criticó a Trump en un discurso en el Senado, diciendo que sus acciones antes de los disturbios fueron una «vergonzosa negligencia del deber». La situación a horcajadas dejó a McConnell enfrentando cargos de hipocresía y conveniencia política extrema, especialmente desde que estableció la excusa constitucional para los senadores avergonzados de enfrentar los crímenes de Trump al negarse a celebrar el juicio cuando Trump aún estaba en el cargo.

Pero todo lo que hace McConnell se explica por su deseo de mantener unida su conferencia al servicio de mantener o recuperar el poder, en este caso en las elecciones parciales del próximo año.

McConnell había visto cómo la representante Liz Cheney tuvo que luchar por su puesto número 3 en el liderazgo republicano de la Cámara de Representantes después de votar para acusar a Trump. Si hubiera emitido un voto similar, seguramente se habría enfrentado a una pelea por su liderazgo o al menos habría visto su autoridad con su conferencia destrozada.

McConnell expuso el pragmatismo desnudo de su pensamiento en una entrevista de Político, lo que indica efectivamente un esfuerzo por purgar la influencia de Trump, a menos que necesite candidatos pro-Trump para ayudar a recuperar el Senado.

«Lo único que me importa es la elegibilidad», dijo McConnell.

Es este tipo de estrategia cínica lo que ha convertido a McConnell en uno de los líderes del Congreso más poderosos desde Lyndon Johnson. También ha llevado al Partido Republicano a un punto en el que no puede convocarse a sí mismo para castigar a un expresidente que dio un golpe de Estado efectivo después de perder una elección.

La oportunidad de Biden

El fin del juicio político significa que, por primera vez desde que asumió la presidencia, el mes pasado, Biden podrá hacer valer el poder de su cargo, a medida que intensifica sus esfuerzos para ganar la rápida aprobación de su plan de ayuda para la pandemia por US$ 1,9 billones con un Senado 50-50, que los demócratas controlan debido a la capacidad de la vicepresidenta Kamala Harris para romper vínculos. El presidente comenzará viajes fuera de Washington esta semana, un rito de una nueva administración hasta ahora recortada por el covid-19, y participará en un foro de CNN el martes por la noche, en Wisconsin. El viernes, Biden buscará restaurar el liderazgo global de Estados Unidos en otra salida de la administración Trump, al participar en una reunión virtual de líderes del G7 para discutir la pandemia.

El senador Chris Murphy presentó un caso el domingo en el programa State of the Union de que los demócratas habían manejado efectivamente el juicio, promovieron a los designados al gabinete de Biden y están llevando a cabo negociaciones sobre el paquete de ayuda por el covid-19.

«Hemos estado haciendo tres cosas a la vez», dijo el demócrata de Connecticut. Pero ese acto de equilibrio se habría desbaratado si el juicio se hubiera prolongado mucho más, un factor en el que los senadores demócratas rechazaron una oferta sorpresa el sábado por parte de los fiscales de acusación de la Cámara para llamar a testigos.

No hay tiempo que perder, ya que el éxito de la presidencia de Biden, y de la nación misma, dependerá de su capacidad para poner fin a la pandemia y rescatar la economía. Y la crisis se encuentra en un punto crucial. Los casos del virus están disminuyendo rápidamente y el número de muertes, que generalmente se retrasa en las nuevas infecciones, pronto hará lo mismo. Pero se están extendiendo nuevas variantes de covid-19 que parecen más contagiosas. Esto hace que los nuevos fondos para una campaña de vacunación contenidos en el paquete del Congreso sean cada vez más cruciales. Con los beneficios de desempleo extendidos que terminarán en marzo, millones de estadounidenses dependen del Congreso. El proyecto de ley también incluye miles de millones de dólares en fondos para reabrir escuelas de manera segura, un tema político cada vez más problemático para la Casa Blanca y una preocupación primordial para los padres desesperados.

«El Plan de Rescate Estadounidense tiene recursos por US$ 130.000 millones de recursos, para facilitar y ayudar a las escuelas a llegar allí», dijo el domingo la Dra. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. en State of the Union, de CNN.

Sus comentarios reflejaron la nueva realidad de que con Trump fuera de escena, Biden está a punto de experimentar el escrutinio total sobre la pandemia, la economía y cualquier otro problema nacional sin resolver que termina en el escritorio de un presidente.

¿Que opinas?

Written by Bienvenido Feliz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *