in

Ashton y Mila dicen que no necesitamos bañarnos todos los días. Esto es lo que opinan los expertos

ashton-y-mila-dicen-que-no-necesitamos-banarnos-todos-los-dias.-esto-es-lo-que-opinan-los-expertos
Ashton Kutcher y Mila Kunis casi no bañan a sus hijos 0:53

(CNN) —  Ashton Kutcher y Mila Kunis causaron revuelo al afirmar que no se bañan ni bañan a sus hijos con demasiada frecuencia.Ducharse a diario, especialmente en Estados Unidos, parece estar arraigado en la psique de muchas personas. Es posible que te duches inmediatamente después de levantarte como parte de tu rutina matutina, o tal vez te guste refrescarte y bañarte antes de acostarte.

La frecuencia del baño depende de las actividades diarias, según Elaine Larson, profesora residente de la Academia de Medicina de Nueva York y catedrática emérita de Epidemiología de la Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia.

«Creo que la gente se queda estancada en la pregunta: ‘¿Con qué frecuencia debo bañarme?’ o ‘¿Con qué frecuencia debo limpiarme las manos?’, pero tiene más que ver con lo que has hecho», dijo Larson. «Creo que la pregunta es: ‘¿Cuándo son los momentos adecuados para bañarse o lavarse las manos?’ y la respuesta es: cuando se contaminan».

La forma correcta de lavarse las manos, según la OMS 3:38

La aparición de las prácticas modernas de higiene es la responsable de la reducción de muchas enfermedades, dijo Larson. Ahora, sin embargo, la mayoría de los habitantes de los países desarrollados disponen de agua potable, jabón y lugares limpios. Esto significa que la principal razón para bañarse ya no es la prevención de enfermedades, sino la estética: verse y oler limpio, dijo.

Para los adultos que permanecen en interiores la mayor parte del tiempo, como los que trabajamos en casa, Larson dijo que no se necesitan duchas diarias. Estás en el mismo entorno y no entras en contacto con gérmenes desconocidos que necesitan ser eliminados.

Esto es especialmente cierto para los adultos mayores, cuya piel se seca con el lavado frecuente, dejándolos más susceptibles a los gérmenes, dijo Larsen, quien también es profesora emérita de investigación y profesora especial en la Escuela de Enfermería de Columbia.

«En general no hay que lavarse todos los días, porque en realidad se están reduciendo los mecanismos normales de defensa que tiene la piel contra los organismos y las infecciones», dijo Larson. «De hecho, si te limpias con demasiada frecuencia y se te seca la piel, es más probable que lleves gérmenes y demás».

Esto se extiende también al lavado de manos, que según ella puede resecar las manos y hacerlas más propensas a portar gérmenes si se hace con demasiada frecuencia. Aunque lavarse las manos es esencial, especialmente ahora con la pandemia de covid-19, el lavado es necesario sobre todo cuando se experimenta algún tipo de contaminación, como si se tose sobre las manos o se cambia el pañal de un bebé.

Además, teniendo en cuenta la pandemia, vemos que mucha gente utiliza desinfectantes de manos antibacterianos como Purell, y esto puede no ser lo mejor para la piel si no se tiene cuidado, dijo la Dra. Arielle Nagler, profesora adjunta de Dermatología en la Facultad de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York.

«Esos productos pueden ser realmente agresivos para la piel y pueden alterar la barrera cutánea normal», dijo. «Está bien utilizarlos, pero hay que combinarlos con la hidratación para mantener la piel sana».

Especialmente las personas que tienen la piel seca o afecciones como el eczema deben evitar las duchas largas y excesivas, dijo Nagler.

Esas personas deben tomar duchas más cortas y frías, limitar el uso de jabón a las zonas propensas al mal olor e hidratarse inmediatamente después de ducharse.

Si la persona hace mucho ejercicio, también sugiere que coordine el baño con su horario de ejercicio para evitar ducharse demasiado.

Las recomendaciones de baño varían según la edad, especialmente en el caso de los menores. Los bebés deben bañarse con jabón una o dos veces a la semana, según el Dr. Andrew Doyle, pediatra de Wellstar Health System en Marietta, Georgia. Esto excluye la zona del pañal, por supuesto, que debe limpiarse siempre que sea necesario.

Si lo desean, los padres pueden bañar a sus hijos a diario con agua, ya que la piel de los recién nacidos es sensible y debe conservar sus aceites naturales, añadió.

A medida que los niños crecen, la frecuencia de los baños también debe coincidir con «lo sucios que estén», dijo Doyle. Una vez que alcanzan la edad escolar, alrededor de los 5 o 6 años, hizo referencia a las recomendaciones de la Academia Estadounidense de Dermatología, que dice que los niños deben bañarse al menos una o dos veces por semana. También deben bañarse si realizan actividades en las que sudan o se ensucian, o si van a nadar a una piscina, al mar o a otro cuerpo de agua.

Sin embargo, una vez que llegan a la pubertad, deben ducharse o bañarse todos los días, dice Doyle. Los adolescentes experimentan cambios corporales durante la pubertad, como la producción de más grasa en la piel y el olor en las axilas.

Los padres deben «iniciar esos hábitos de higiene muy temprano en la vida con sus hijos y modelarlos y guiarlos para que en última instancia puedan tomar el control de su salud a medida que crecen», dijo.

Para inculcar buenas prácticas de baño a los niños, dijo que los padres deben hacer que la hora del baño sea divertida y algo que los niños esperen con ansias. Esto puede facilitar que los niños interioricen ese hábito como algo que pueden controlar en el futuro.

Cepillarse los dientes y usar el hilo dental

La gente a veces no se da cuenta de lo importante que es la salud bucodental para su salud general, dice el Dr. Matthew Messina, director de oncología dental y director de la clínica de la Facultad de Odontología de la Universidad Estatal de Ohio, quien lleva 35 años ejerciendo como dentista general.

«De alguna manera, la gente tiene la percepción de que lo que ocurre en la boca se queda en la boca, algo así como el viejo anuncio de Las Vegas, ‘Lo que ocurre en Las Vegas se queda en Las Vegas’, y sabemos que eso no es cierto», dijo Messina, que también es portavoz de la Asociación Dental Estadounidense. «Lo que pasa en la boca tampoco se queda en la boca, hay interrelaciones entre el cuerpo, la salud general y la salud oral».

La boca no es un entorno estéril, dijo, y necesitamos limpiarla para librar a nuestros dientes y encías de las bacterias que pueden provenir de los alimentos que se asientan en la boca. Si no se limpian con regularidad, las bacterias pueden provocar caries e irritar las encías, causando inflamación. Tener inflamación en cualquier parte del cuerpo afecta a la salud en general, por lo que reducir la inflamación en la boca mediante el cepillado y el uso del hilo dental es crucial.

Los dentistas piden solo cinco minutos al día, dijo Messina. Las personas deben cepillarse los dientes a fondo dos veces al día, durante al menos dos minutos con pasta de dientes con flúor, y utilizar el hilo dental una vez al día. Él recomienda cepillarse una vez después del desayuno por la mañana y una vez antes de acostarse por la noche. Los cepillos de dientes con cerdas suaves son los mejores.

Algunas personas añaden el «cepillado social», o el cepillado después de comer un almuerzo con ajo y cebolla, por ejemplo, para deshacerse del mal aliento. Esto es una «gran victoria», dice Messina, pero no es vital. También se puede utilizar un enjuague bucal como protección adicional contra las bacterias de la boca, pero no como sustituto del cepillado exhaustivo y el uso del hilo dental.

Estas 5 costumbres pueden estropear tus dientes 1:30

Al considerar la salud de sus hijos, los padres a veces descuidan la salud bucal, dijo Doyle.

«La enfermedad dental es la enfermedad crónica más común en los niños», dijo Doyle. «Por lo general es el área en la que vemos que los padres luchan más», explicó.

Doyle recomienda a los padres que demuestren a sus hijos que deben cepillarse los dientes dos veces al día, durante dos minutos cada vez, y que deben saber utilizar correctamente el cepillo de dientes. Los padres también deben empezar a utilizar el hilo dental tan pronto como los dientes de los niños crezcan lo suficiente como para que el cepillo de dientes no alcance a pasar entre ellos, dice Doyle.

Si tus padres no te inculcaron hábitos de higiene bucal sólidos en la infancia, Messina dijo que nunca es demasiado tarde para hacer mejoras. ¿No forma parte de tu rutina diaria el hilo dental? Si puedes retomarlo una o dos veces por semana, te darás cuenta de lo bien que te sienta la boca, dijo, y rápidamente lo pondrás en práctica todos los días.

«Si el mejor momento para empezar a usar el hilo dental pasó hace 20 años, el siguiente mejor momento es hoy», dijo Messina. «Empezar ahora y comprometerte con un mejor programa de higiene bucal produce efectos positivos de inmediato, así que nunca es demasiado tarde».

¿Que opinas?

Written by Bienvenido Feliz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *