in

El dinero

el-dinero

“Estiércol del demonio”. Así llama Papini al dinero en su célebre “Historia de Cristo”. No denomina de este modo a la moneda como medio de intercambio para el pago de bienes y servicios necesarios, y todo tipo de obligaciones, o a la retribución que recibe el trabajador honrado por su labor. Se refiere al dinero que el hombre ha convertido en cosa inmunda para ensuciar la tierra y a sí mismo, transformándolo en ídolo que adoran prestos los avaros.

Ese dinero es un vehículo del mal que persuade al lujurioso a comprar y vender a la mujer, a los políticos a corromperse, a infinidad de individuos a cometer atracos, a funcionarios a desfalcar las oficinas públicas y privadas, al narcotraficante a vender drogas… Ese dinero es el objeto más espantoso que haya fabricado el ser humano.

El afán de dinero de esta última generación es el más despiadado que el mundo ha conocido jamás. Hoy se aprecia con mayor claridad la sentencia paulina: “La raíz de todos los males es el amor al dinero” (1 Timoteo 6:10).

¿Que opinas?

Written by Bienvenido Feliz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *