in

El historial de narcotráfico y asesinato que pesa contra «Julito Kilo»

el-historial-de-narcotrafico-y-asesinato-que-pesa-contra-«julito-kilo»

Las autoridades dieron a conocer este sábado el apresamiento de Julio de los Santos Bautista, mejor conocido como “Julito Kilo”, al que se acusa de sicariato y narcotráfico. Sin embargo, no es la primera vez que es arrestado, ya que tiene una larga historia con la justicia que abarca la década anterior.

Hace casi dos años, de los Santos Bautista fue capturado, portando cinco armas de fuego, mientras transitaba en una avenida en las inmediaciones del puente flotante, junto a otras tres personas, quienes también tienen antecedentes delictivos.

Para julio del 2016, Julito Kilo se encontraba envuelto en una investigación sobre narcotráfico. En ese entonces, la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), decomisó en la playa Caletón de San Pedro de Macorís unos 953 kilos de cocaína provenientes de Colombia.

Ese mes arrestaron a de los Santos Bautista, Robert Víctor Muñoz Félix, Cristian Marte Rosado, y a los colombianos Erly Sierra Bonilla y Omar Atención Vargas, aunque la DNCD indicaba en su informe que la sustancia ilícita le pertenecía al recién apresado.

Por esto la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de San Pedro de Macorís dictó un año de prisión preventiva en contra de Julito Kilo, señalándolo como el cabecilla de una red de narcotraficantes.

Un mes después, la Procuraduría Especializada Antilavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo le incautó cinco inmuebles: una casa, una pescadería en el residencial Vitania en San Pedro de Macorís, un edificio con tres apartamentos, el negocio la “Súper Bodega” y un “Car Wash” ubicado en el malecón de esa provincia.

En 2014, la Policía Nacional lo apresó nuevamente, aunque quedó en libertad sin que las autoridades esclarecieran los motivos.

Un año antes fue vinculado a las muertes de un hombre identificado como Pedro Feliciano, quien fue hallado muerto en el río Higuamo, y la de una persona no identificada, debido a que fue calcinada en Cumayasa, San Pedro de Macorís.

No obstante, ese mismo año fue acusado de sicariato junto a otras seis personas, por el asesinato de Nicolás Salas, también conocido como Toño, ocurrida luego de ser raptado y abandonado herido en unos matorrales de la comunidad Tierra Alta, Boca Chica.

Similarmente, el 20 de octubre el 2012 un tribunal de San Pedro de Macorís le impuso una medida de coerción consistente en garantía económica, presentación periódica e impedimento de salida, tras acusaciones de haber participado en la muerte de Juan Gabriel Salas Polanco, alias “Tételo”.

Asimismo, el 3 de diciembre de 2011 fue sometido a la justicia por su implicación en el asesinato del exmiembro de la Armada Dominicana, y miembro del Departamento Nacional de Investigaciones (DNI), Abel Daniel Ollé Rafa.

Libertad

A pesar de que las autoridades habían presentado cargos en contra de Julito Kilo en no menos de seis ocasiones, siempre obtuvo su libertad, y en varias ocasiones le retiraron las acusaciones.

En el caso del 2011, sobre su vinculación a la muerte de Ollé Rafa, fue descargado “por falta de pruebas”.

Igualmente con las muertes por las que se le investigaba en 2013, recibió libertad condicional por un juez de San Pedro de Macorís, mientras que en su arresto del 2014 quedó en libertad sin que las autoridades esclarecieran los motivos.

Algo parecido ocurrió con las acusaciones de narcotráfico en 2016, ya que el Tribunal Colegiado del Departamento de Justicia de San Pedro de Macorís condenó a 20 años de prisión a los dos colombianos y descargó a de los Santos Bautista en 2019.

Deportado

Los encontronazos entre Julito Kilo y la justicia no se ha limitado a República Dominicana, ya que fue deportado desde los Estados Unidos, tras cumplir una condena de siete años de cárcel por un caso relacionado al narcotráfico, lo que no ha podido ocurrir en el país, a pesar de su largo prontuario delictivo.

¿Que opinas?

Written by Bienvenido Feliz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *