in

Encuentro

encuentro

Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

El encuentro de personas es sumamente importante. La convivencia humana, el encuentro de las personas en la familia… No se puede vivir en familia sin encontrarse y encontrarse significa abrirse, no solamente conversar, sino servirse y ayudarse.

El encuentro para nosotros los cristianos, el encuentro con Dios es clave; encuentro con Dios, encuentro con los hermanos, con la comunidad. Esa persona que se aísla, que no se encuentra, es aburrida, tiene que revisar sus sentimientos, su afectividad.

El ser humano es para el encuentro; por eso se dice “sal al encuentro, sal al encuentro de los otros, sal al encuentro de tu familia, sal al encuentro de Dios”.

Hasta mañana si Dios, usted y yo lo queremos.

¿Que opinas?

Written by Bienvenido Feliz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *