in

Haití: Fideicomiso es la única solución

haiti:-fideicomiso-es-la-unica-solucion

Llegué a Puerto Príncipe por primera vez, en el verano de 1959, después de abordar, como asistente del Director de Cruceros, el barco de turismo SS Evangeline.  Durante los próximos cuatro años regresamos a Puerto Príncipe y su entorno con cierta periodicidad, lo que me dio la oportunidad de ir conociendo poco a poco las características principales de Haití y su pueblo. 

Eran los tiempos de dictadura del Presidente Duvalier, llamado Papa Doc, quien posteriormente seria relevado por su hijo, también dictador, el llamado Baby Doc. 

 Como hemos podido atestiguar, la conducción del pueblo haitiano nunca ha sido fácil y mucho menos efectiva.  Por eso ha sido intervenido en varias ocasiones.  Hará unos doce años que con el grupo Semana Dominicana en USA, presidido por el Dr. Luis Heredia Bonetti, con la colaboración del Departamento de Estado de USA, fuimos a reunirnos con el Presidente Arístide en el Palacio Nacional y separadamente con el representante de Naciones Unidas en Haití. 

Nunca se me olvida el testimonio del representante de la ONU.  Nos dijo: El problema de ayudar a Haití es que si usted quisiera donar 100 millones de dólares para contribuir a su desarrollo, el gobierno haitiano no tiene capacidad de gestión por lo que no sabría qué hacer ni como disponer de ese dinero. 

 En otra ocasión, ya en las oficinas centrales del Departamento de Estado en Washington, uno de nuestros interlocutores nos dijo que ya ellos habían invertido cerca de un billón de dólares en Haití.  Le señalé que eso resultaba imposible  y le relaté el señalamiento del representante de la ONU.  El no tuvo menos que admitir que todo ese dinero se había gastado, casi exclusivamente, en los gastos militares para mantener sus tropas allí.

 Recuerdo que conversando con mi viejo amigo Don Ángel Miolán surgió el tema de Haití y sus problemas de gobernanza y desarrollo.   Ambos estuvimos de acuerdo en que la única solución visible era la creación de un fideicomiso dirigido por la ONU que administrara el Estado haitiano con un mandato de 25 o 30 años.  La expresión fideicomiso parecería  estar fuera de uso y que no sería fácil de aceptar y aplicar, sin embargo, hasta que no se logre eso o algo parecido, Haití seguirá dando los tumbos a los que nos tienen acostumbrados. El pueblo haitiano, indudablemente, merece algo mejor.  Valdría la pena  tratar.

¿Que opinas?

Written by Bienvenido Feliz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *