in

Handel y el ‘Mesías’

handel-y-el-‘mesias’

 El 13 de abril de 1737, en Londres, el criado del com­positor germano-británico Jorge Federico Handel des­cubrió a su amo que yacía inmóvil en el suelo con los ojos abier­tos, como muerto. En seguida fue a bus­car al médico y este diagnosticó apo­plejía. “Quizá podamos conservar al hombre ñdijo el doctor-. Al músico lo hemos perdido. El ataque ha afectado el cerebro”.

Durante cuatro meses, Handel vivió sin fuerzas, como si la vida le hubiese abandonado. El lado derecho permane­cía muerto. No podía andar, ni escribir, ni pulsar con su mano derecha una sola tecla. Pero su tenaz deseo de recobrar la salud, de vivir, de crear, obró el mila­gro en contra de las leyes de la natura­leza. Con ayuda de las aguas termales del balneario de Aquisgrán, se despren­dió de la paralizante garra de la muerte y abrazó otra vez la vida. De nuevo pu­do componer música, crear. Había ha­llado otra vez su propio lenguaje, con el que se dirigía a Dios, a la eternidad y a los hombres.

¿Que opinas?

Written by Bienvenido Feliz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *