in

Hermanos, parejas, primos… las familias de los JJ. OO.

hermanos,-parejas,-primos…-las-familias-de-los-jj-oo.

JUAN A. MEDINA.

La historia de los Juegos Olímpicos recoge numerosos casos de varios miembros de una misma familia que han participado en alguna de las 31 ediciones hasta ahora celebradas. Tokyo 2020 no será una excepción, donde coincidirán hermanos, primos y hasta matrimonios.

El movimiento olímpico presume de la camaradería que existe entre  los deportistas en cada edición de los Juegos Olímpicos, una circunstancia que en Tokyo 2020 será más evidente por las numerosas familias en la que participan más de uno de sus miembros. Los Gasol, Karabatic, Simonet, Lavillenie, Korda… son algunos de ellos.

Pau y Marc Gasol vuelven a coincidir en la selección española de baloncesto. Para el mayor, Pau, de 41 años, serán sus quintos Juegos, para el pequeño, Marc, de 36 años, los terceros después de perderse los de Río de Janeiro de 2016 por una lesión. 

Ambos volverán a vivir la competición olímpica en Tokyo 2020, la tercera ocasión que lo harán juntos después de ganar las medallas de plata en Pekín 2008 y Londres 2012. Pau también se colgó en bronce en Río de Janeiro.

En aquella selección coincidió con Willy, el mayor de los Hernángomez, quien también estará en Japón aunque no lo podrá hacer junto a su hermano Juancho, por una inoportuna lesión de éste a quince días del comienzo de los Juegos.

Experiencia olímpica y mucha tienen Nikola y Luka Karabatic, un apellido sinónimo del mejor balonmano.  Nikola, de 37 años,  ha sido campeón olímpico con la selección francesa en Pekín 2008 y Londres 2016.

Luka, de 33, participó en los de Río de Janeiro 2016 junto a su hermano, consiguiendo la medalla de plata. Ambos acuden a Tokyo 2020 con la intención de colgarse juntos el oro olímpico. 

“Soy su hermano mayor, y actúo con él como mi padre actuaba conmigo”, reconoce Nikola en declaraciones al “Le Parisian”. “Tenemos una relación muy intensa, pero en los partidos somos más compañeros que hermanos“, aclara Luka en una entrevista al diario “Le Journal du Dimanche”. “Niko nunca se calla nada conmigo. No siempre es agradable, pero me hace crecer”, añade el pequeño de los Karabatic.

En su camino al oro, los Karabatic y la selección francesa se enfrentarán a Argentina, o lo que es lo mismo, a los hermanos Simonet: Sebastián (1986), Diego (1989) y Pablo (1992), que por primera vez pueden participar juntos en la competición olímpica.

Sebastián y Diego participaron en Londres 2012, mientras que en Río de Janeiro 2016 lo hicieron Pablo y Sebastián, una cita que se perdió Diego por lesión. Ahora los tres “mosqueteros” Simonet lideran la selección argentina que participa en Tokyo 2020.

Además de los Simonet, la delegación argentina cuenta con otros vínculos familiares. María José y Victoria Granatto forman parte de “Las Leonas”, la selección argentina de hockey hierba, mientras que las Biagioli estarán en Tokio aunque en disciplinas distintas: Cecilia en aguas abiertas y Romina en  triatlón.

En atletismo, los hermanos Lavillenie, Renaud y Valentin serán los representantes franceses en salto con pértiga. Renaud, de 34 años,  fue campeón olímpico en Londres 2012 y plata en Río, mientras Valentin, de 29, ha ganado la medalla de plata en el último campeonato de Europa de pista cubierta de 2021.

Dentro del estadio Olímpico de Tokio también se podrá ver a los hermanos Borlee, de Bélgica, los gemelos Kevin y Jonathan, de 33 años, y Dylan, de 28, quienes participarán en los 400 metros y en relevo 4×400.

Los Borlee, que ya participaron en Río de Janeiro 2016 en el relevo 4×400, siguen la tradición familiar por el atletismo: su padre compitió en Moscú 1980, y Olivia, la hermana mayor, ganó el oro olímpico en Pekín 2008 en el relevo 4×100 y fue abanderada de Bélgica en Río 2016.

EL MATRIMONIO DE LOS JUEGOS

Los hermanos Borlee son un ejemplo parecido a los noruegos Ingebrigtsen, Jakob, 21 años, el mejor, Filip, 28 años, Henrik, 30 años,  destacados especialistas del medio fondo, aunque su presencia de los tres en Tokyo 2020 aún no está confirmada.

Otros hermanos que acuden a Japón son las gemelas rusas Dina y Arina Averina, favoritas al oro en gimnasia rítmica; las golfistas estadounidenses Korda, Nelly, actual número uno del mundo, y Jessica, en el puesto 13; los franceses Mawen, Bassa y Mickaël, que participarán en escalada, deporte que debuta en la capital nipona; las Fisher, Aria y Makenzie, integrantes del equipo estadounidense femenino de waterpolo; los españoles Izagirre, Ión y Gorka, en ciclismo en ruta, y los croatas Sime y Mihovil Fantela en vela.

Los japoneses tienen puestas muchas esperanzas de medalla en los judocas Hifumi y Uta Abe. Uta, la pequeña, es la vigente campeona mundial en -52 kilogramos, mientras que Hifumi participa en la categoría de -66 kilogramos.

Además de todos estos hermanos, los Juegos Olímpicos de Tokio cuentan con otros tintes de familiaridad. Los chilenos Grimalt, Marco y Esteban, participan en voley playa. Los Grimalt, oro en los Juegos Panamericanos de 2019, son primos, como Adriana Díaz y Brian Afanador, integrantes del equipo de tenis de mesa de Puerto Rico y que en Tokyo 2020 serán los abanderados de su delegación.

A los hermanos y primos de estos Juegos se suma el matrimonio Kenny: Jason y Laura, ambos integrantes del equipo de ciclismo en pista británico. 

Entre ambos suman diez medallas olímpicas, seis Jason, tras participar en Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016, y cuatro de Laura, conseguidas en las dos últimas ediciones de los Juegos. Tras la participación de ambos en la cita olímpica de Brasil se casaron y en Tokio será su primera actuación como matrimonio.

Hermanos, primos, parejas que convierten a los Juegos de Tokyo 2020, a falta de público en las gradas, en más familiares.

¿Que opinas?

Written by Bienvenido Feliz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *