in

La conspiratrump

la-conspiratrump

 Estamos viviendo una época de ti­ranos –declaró el abuelo–. Los go­biernos se aprovechan de situacio­nes difíciles para poner cortapisas y finalmente; acabar con la libertad”. Espeluznante inicio del capitulo XI de la ma­jestuosa obra biográfica de Marco Tulio Cice­rón: “La Columna de Hierro”.

Recientemente la famosa revista TIME pu­blicó un artículo titulado: “La campaña en las sombras que salvó las elecciones de EEUU”.

En dicha publicación refieren cómo toda una élite compuesta por las mayores corpora­ciones, activistas y poderosos conspiraron tras bastidores para derrocar al presidente Donald J. Trump y sacarlo del gobierno.

Prácticamente admiten acusaciones rea­lizadas por el propio Trump cuando indicaba que una poderosa élite del Estado profundo, en la que confluían magantes de Wall Street, medios masivos de comunicación, farmacéuti­cas, redes sociales y el poderosísimo lobby del complejo militar industrial, se habían aliado al partido demócrata para impedir su elección.

En ese contexto, resulta increíble que nin­gún medio de comunicación del país –ni de la región– haya resaltado tal complot o mucho menos advertido la gravedad de que un redu­cido grupo de personas a través de sus recur­sos, empresas y medios pudiesen “asegurar” unas elecciones en la democracia más longeva de América.

Este silencio cómplice frente a un hecho de esa magnitud representa la mayor amenaza a la estabilidad de las democracias en el con­tinente, que ahora; –tras esa “exitosa” opera­ción– sus clases dominantes intentarán hacer lo mismo y con ello, establecer una supra jerar­quía frente a posibles candidatos a cualquier posición en sus países.

¿Qué habría pasado si fuese lo contrario? El arma que hoy se utiliza a tu favor, mañana puede estar en tu contra. Con razón que en apenas su primera semana en mando, la ad­ministración de #BidenHarris emitiera orde­nes ejecutivas para compensar a sus jefes.

Eliminación de la orden ejecutiva de Trump que reducía precios de medicamentos, dete­ner la retirada de tropas y envío de soldados a Siria e Iraq, así como promesa a Redes Sociales de no tocarles enmienda 230 que les ampara de actuar sin responsabilidades frente a sus ac­tuaciones dentro de las plataformas.

Todo esto ocurriendo –la componenda de sectores poderosos para hacer ganar a un can­didato y el pago a esos sectores– mientras los “paladines de la democracia” del patio andan resaltando que “gran designación” la de un hombre transexual como vicesecretario de sa­lud.

Ahh, las prioridades decía mi padre; cono­ces a los hombres por sus “prioridades”.

¿Que opinas?

Written by Bienvenido Feliz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *