in

La recogida de basura, la vara para medir el éxito de alcaldías

la-recogida-de-basura,-la-vara-para-medir-el-exito-de-alcaldias

A pesar de que las alcaldías deben ser garantes de la representación popular, buena administración del municipio y ciertos servicios generales, es el manejo de los residuos sólidos el eje transversal que puede sepultar o catapultar cualquier gestión ante sus munícipes.

Las alcaldías de Santo Domingo Norte (ASDN), Este (ASDE), Oeste (ASDO) y del Distrito Nacional (ADN) son de las demarcaciones que pese a ser limítrofes entre ellas, presentan drásticas particularidades en cuanto al trato de la basura.

Santo Domingo Este

El gobierno municipal de Santo Domingo Este se ha convertido en un tema diario al cuestionar sus munícipes la capacidad de respuesta ante los cúmulos de desechos sólidos que nublan cualquier avance de la demarcación en otras áreas.

Este municipio, uno de los más grandes del país, diariamente produce 1,500 toneladas de basura, lo que supone unas 45,000 toneladas al mes, de acuerdo con informaciones a las que pudo tener acceso este medio.

La fuente consultada reveló que al inicio de la gestión del actual alcalde, Manuel Jiménez, el ASDE contaba con “cero camiones” y un contrato con la Compañía de Limpieza Urbana, S.R.L. (Comlursa), rescindido por el cabildo debido a presuntos incumplimientos en el servicio.

Actualmente, según la fuente, la alcaldía ya cuenta con 10 camiones pequeños recolectores de su propiedad que están integrados a las labores de limpieza y esperan otros 25 compactadores provenientes de Asia, que fueron adquiridos tras una licitación con apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con una inversión de 122 millones de pesos.

Para tratar de remediar la situación, desde este jueves inició también “la ruta de la limpieza”, un plan estratégico de recogida de desechos en sus diferentes jurisdicciones, y que tendrá una duración de 45 días.

En cuanto al reciclaje el cabildo busca establecer “una planta de revalorización de desechos sólidos” para “sacarle provecho al 85% de las 1,500 toneladas de basuras que se producen”.

Distrito Nacional

En el caso del Distrito Nacional, una de sus estrategias para mantener el control de la recolección de residuos ha sido “un cambio de visión” que pasó del sistema de pago por toneladas de basura al de cantidad de espacios limpios.

“Como se paga por espacios limpios y ya no por toneladas, los camiones ya no van a recoger la basura simplemente por la cantidad, sino porque el espacio quede limpio. Si el espacio queda limpio yo te pago, si el espacio no queda limpio yo no te pago”, describió Elizabeth Mateo, vocera de la alcaldía.

De acuerdo con la titular del cabildo capitalino, Carolina Mejía, las modificaciones a los términos de los contratos con las compañías recolectoras no solo han modificado la recolección de desechos, sino que ha reducido el gasto económico.

“Nosotros negociamos y firmamos un acuerdo transaccional, a finales del año pasado, un ahorro para la ciudad… por los contratos que vencen a finales del año próximo del 22 y a principios del 23… eso en ahorro representa alrededor de 425 millones de pesos de aquí al término de ambos contratos”, detalló Mejía.

La alcaldía que dispone de dos camiones compactadores pequeños y siete tipos volteos de su propiedad, complementa los servicios con dos compañías  y cinco fundaciones distribuidas en sus tres circunscripciones.

De acuerdo con los datos proporcionados, entre 48,000 a 51,000 toneladas de desechos son llevados cada mes del Distrito al vertedero de Duquesa.

Asimismo, Mateo resaltó la aplicación de un sistema de “rutas y frecuencias” para eficientizar el servicio y explicó que se está orientando a la población con material instructivo para que la ciudadanía sepa los pormenores de cómo y cuándo debe sacar la basura.

“Es importante destacar que no se queda ningún papel en el recorrido de educación ciudadana, no se llevan volantes para repartir, porque daña el medio ambiente. Cada instructor anda con una tabla para explicar a la gente”, resaltó la directora de comunicaciones.

Y aunque la pandemia retrasó los planes, el ADN está desarrollando un plan piloto de la iniciativa de reaprovechamiento de desechos denominada “Eco ADN”, para motivar el “reciclaje desde el origen”.

Mateo explicó que los participantes fueron dotados de bolsas de diferentes colores para distribuir los desechos dependiendo del tipo que sean y un camión especial las recoge tres veces a la semana.

“Depende del resultado de este programa, se hará el lanzamiento y se va a replicar en otros barrios del Distrito Nacional”, especificó.

Santo Domingo Oeste

Otro gobierno municipal que ha apostado por emprender rutas y frecuencias de recolección como prioridad de su administración es el de Santo Domingo Oeste, que con el proyecto “municipio limpio”, asegura tener “bajo control” el tema de residuos en la demarcación.

El encargado de la Dirección Ambiental de ASDO, Eduardo Santos, explicó a Listín Diario que al inicio de su aplicación se organizaron 25 delegaciones de seguimiento, divididas en cinco polígonos de Santo Domingo Oeste para empezar con el nuevo sistema.

SDO cuenta con los servicios de la compañía Higiene Integral que proporciona 27 camiones y le cuesta al ayuntamiento entre 16 y 19 millones de pesos mensuales, mientras que la alcaldía aporta dos compactadores y otros 10 pequeños.

En materia de reciclaje, Santos indicó que aún no tienen una iniciativa definida pero están evaluando ofertas de empresas internacionales interesadas en el reciclaje del quinto municipio más grande del país y que cada mes produce cerca de 13,460 toneladas de desechos sólidos.

“Nosotros sabemos hasta donde queremos llegar, queremos llegar a que la basura se convierta en dinero para este municipio, y además eso va ha ayudar a que le podamos dar otro rumbo a los desechos”, añadió.

Santo Domingo Norte

Al igual que el ASDO, el cabildo de Santo Domingo Norte no cuenta con el desarrollo de alguna estrategia de reutilización de residuos, según informó Pedro Castaños, director de aseo urbano del ASDN.

Sin embargo, Castaños resaltó las “moto-basura” como la herramienta de innovación que les ha permitido penetrar a las calles más estrechas y evitar el cúmulo de basura.

Castaños detalló que en el municipio cuentan con 70 unidades recolectoras, entre propias y alquiladas, que acopian unas 18,000 toneladas de basura.

¿Que opinas?

Written by Bienvenido Feliz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *