in

Manny García: Instructor de pitcheo que logra segundo cetro en tres años

manny-garcia:-instructor-de-pitcheo-que-logra-segundo-cetro-en-tres-anos

Pedro G. Briceño

A los 31 años, la mayoría de los peloteros disfrutan el climax de su carrera, pensando, si aún no lo poseen, en firmar un gran pacto, como parte del éxito logrado en el terreno de juego. 

Una elevada cantidad está distante de exhibir esa historia, Manny García es uno de ellos, pues su paso como jugador activo careció de ruidos, tras experimental en tres posiciones, paracorto, receptor y lanzador. 

Aunque fracasó como jugador, pero tuvo siempre la determinación de mantenerse a como de lugar en el negocio del béisbol en el cual encontró una oportunidad para permanecer en el complejo de los D-Backs de Arizona, franquicia que lo había firmado por 10 mil dólares en el 2010, la consiguió y comenzó a entrenar en la parte de los lanzadores. 

Hoy, con solo 31 años ya García exhibe dos cetros nacionales en el béisbol invernal, en su naciente carrera como coach de pitcheo, pues acaba de conquistar el segundo tras su éxito con las Aguilas.  Ambos han llegado en un escaso período de tres años. 

Es decir que el joven instructor cuenta con tres años en la posición y en dos de estos ha estado en el equipo campeón, tras mostrar su gran capacidad trabajando con la parte más trascendente en los partidos de béisbol: Los lanzadores.

“Esto me enorgullece y para mí ha sido una bendición de Dios, el poder aportar para esta corona de las Aguilas y también me ha beneficiado en mi carrera”, señala García sobre este nuevo logro que acaba de materializar. Ya en el 2018-19 fue el coach de pitcheo en el cetro obtenido por las Estrellas. 

Un genuino ejemplo de que cuando se quieren conseguir las metas, con trabajo, disciplina y esfuerzo estas se consiguen, García cuenta que cuando se vio rechazado en el último intento por mantenerse en el juego no quería retornar a los fuertes días en que vivió en su natal pueblo de Paya,  perteneciente a Baní. 

“Recuerdo que le pedí a Junior Noboa una oportunidad, no quería retornar a casa derrotado y cabizbajo, imagínate contaba con solo 20 años, por eso pedí quedarme en el complejo en cualquier posición en que pueda ser de utilidad “, sostiene.   Y a diferencia de su esfuerzo por convertirse en lanzador, la dicha comenzó a estar mejor de su parte, pues en los D-Backs existía una vacante para asistente del coach de pitcheo, el ex lanzador, José Tapia, y por ahí comenzó la brecha que necesitaba para iniciar el camino en esta nueva faceta. 

Tras conseguir el empleo y a pesar de que su salario era de 10 mil dólares al año, se inscribió en el ITLA a estudiar inglés, idioma que aprendió y con este hecho comenzaron a abrirse nuevas puertas en su joven carrera, que incluyó laborar ya con los D- Backs en Estados Unidos. 

Desde hace cinco años está casado con Anyi Valdez, sicologa de profesión y la pareja espera aún a su primer retoño.

Tenía cuatro ofertas

El logro alcanzado con las Estrellas en el 2018-19 permitió que su figura se expandiera por los demás conjuntos de Lidom y el año pasado al momento de ser contactado por Angel Ovalles, gerente general de las Aguilas ya eran cuatro los equipos que lo habían contactado para al menos trabajar.

“Me decidí por las Aguilas por el buen trato que me dieron tanto Ovalles como el dirigente Félix Fermín, desde que comencé a conversar con ellos me hicieron sentir como en mi casa”, señaló García, quien espera la definición de las Ligas Menores para saber hacia donde se dirige esta primavera y en el verano.

Además, señaló se enamoró del gran reto que representa laborar con una franquicia de tanta mística e historia como son las Aguilas Cibaeñas. “Gracias a Dios que salimos por la puerta grande en nuestra primera oportunidad”, externó.

La superación continúa

Con 31 años, ya García comenzó una nueva etapa en su carrera y es el estudio de Administración de Empresa en la UAPA, profesión que también le ayudará en su naciente y hasta ahora fructifera carrera como instructor, la cual espera que continúe en un constante ascenso.

“No puedo quejarme tras fracasar en mi intento por ser un jugador de béisbol he sido un bendecido de Dios, pues él me colocó en la ruta correcta de poder quedarme en el negocio y estoy poniendo de mi parte para  mantenerme por un gran tiempo” , señala.

Su trabajo con pitchers de AC

El relevo de las Aguilas, estuvo superbo, García ayudó a varios de ellos a convertirse en mejores.

Por ejemplo a Marcos Diplán le aconsejó que debía lanzar más en forma vertical lo hizo y se convirtió en un mejor brazo.

a Luis Castillo, uno de los principales “paños de lágrimas” del club  y a quien conoce desde el 2012 le recomendó utilizar más su pitcheo en cambio  para los zurdos , así como elevar un poco el ángulo del brazo y respondió bien. A Ramón rosso le recomnedó que debía retar más a los bateadores y que confiara mucho más en su talento.

SEPA MAS

Sus mentores

 García le tiene un agradecimiento especial a Junior Noboa, quien lo mantuvo en los D-Backs, a José Tapía, quien le brindó las primeras instrucciones sobre pitcheo, así como a Welington Cepeda, con quien desarrolló su talento en este trabajo.

Corona sin descanso

 García resalta que no hubo descanso en la búsqueda del trofeo para las Aguilas y resalta que días especiales como el 31 de diciembre y el primero de enero, el equipo estuvo trabajando como si fueran normales, al final se recogieron los frutos.

¿Que opinas?

Written by Bienvenido Feliz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *