in

Por qué el aumento del salario coloca en la mira a sindicalistas

por-que-el-aumento-del-salario-coloca-en-la-mira-a-sindicalistas

República Dominicana es un país sui géneris. Sus peculiaridades se han expresado también en los últimos aumentos salariales dispuestos a los trabajadores del sector privado. Ahora volveremos a observar esos fueros. 

El presidente Luis Abinader dispuso convocar al Comité Nacional de Salarios, donde confluyen los sectores sindical, empresarial y gubernamental. Urge revisar los sueldos, debido a la mega inflación provocada por factores internos y externos en medio de la pandemia. 

La referencia más reciente de un aumento de 14% al salario mínimo del sector privado no sectorizado data de 2019, un año de efervescencia preelectoral. Los partidos se debatían en complejos procesos de primarias internas, para seleccionar sus candidatos presidenciales, legislativos y municipales. 

En el Comité Nacional de Salarios los sectores sindical y empresarial provocaron durante meses un tranque, que impidió avanzar en las negociaciones.  

El planteamiento del sector patronal, sobre una previa reclasificación de las empresas por categorías, tal como establece la Ley 187-17,  se convirtió en la principal piedra de la discordia. 

No obstante, el sector gubernamental sorprendió al país cuando el Ministerio de Trabajo se adelantó a emitir de manera unilateral la resolución número 22-2019, disponiendo el incremento salarial de 14% a partir del primero de agosto. 

Analistas económicos advirtieron que la decisión daría un tiro de gracia y desestimularía principalmente a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes). Pero que tampoco cubriría a los trabajadores ni siquiera en lo establecido en el primer quintil del costo de la canasta familiar por el Banco Central, para la población de menor poder adquisitivo, que entonces se ubicaba en RD$14,213.60. 

Según la resolución 22-2019 a partir de ese momento el salario mínimo nacional es de RD$10,730, para las empresas cuyas instalaciones o existencias, o el conjunto de ambos elementos, no excedan de RD$2 millones. Se establecieron otras tres clasificaciones para empresas mayores, nunca excediendo los RD$17,610. 

La resolución del sector gubernamental recibió el respaldo del sector sindical que participó en las discusiones en el Comité Nacional de Salarios. Léase, los presidentes de la Confederación Nacional de Unidad Sindical (CNUS), Rafael –Pepe- Abreu; de la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC), Gabriel del Río Doñé, y de la Central Nacional de Trabajadores Dominicanos (CNTD), Jacobo Ramos. 

Por eso extrañó en el país, sin que se atribuyera ninguna relación, que tres meses después, esos líderes sindicales anunciaran su respaldo también al candidato presidencial del entonces gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Gonzalo Castillo, y se integraran en el Frente de Trabajadores con Gonzalo. 

El caso real es que la reclasificación de las empresas establecida por la ley 187-17 quedó pendiente para realizarse durante ese año. Pero nunca se materializó. 

Ahora que nos abocamos a revisar otra vez un aumento salarial en el Comité Nacional de Salarios, los trabajadores podrían sufrir las consecuencias de dilaciones en las discusiones, por una reclasificación de las empresas que debió enfrentarse desde hace años de manera responsable. 

El Ministerio de Trabajo ha solicitado a los sectores empleador y trabajador, que designen a sus representantes para las discusiones de revisión del salario mínimo nacional.  

La fecha para los debates no puede esperar, debido a las condiciones especiales en que se encuentra el país. Los dominicanos debemos mantenernos a la expectativa.  Ojalá no vuelvan a producirse tácticas dilatorias y conciliábulos.

¿Que opinas?

Written by Bienvenido Feliz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *