in

Prisa no hay

prisa-no-hay

Prisa no hay, contrario a lo que se pensaba, en que la Junta Central Electoral revise su propia resolución fijando orden en la boleta y reparto de fondos.

Se pensó que sería friendo y comiendo, por la reacción desesperada y alarmista del primer momento. Además de que nunca aprovecha más un plato frío que caliente.

El debido proceso llama a calma, y cuando hay plazos de por medio, el mucho madrugar no hace que amanezca más temprano.

El organismo acogió 6 recursos que fueron depositados entre el 29 de enero y el 1 de febrero, de partidos individuales o en grupo.

Asimismo, remitió esas exposiciones a todos los delegados el pasado día 2, dándole hasta el 5 para que opinaran al efecto.

El 5 se cumple hoy viernes, pero no está supuesto a que pase nada, pues no solo el presidente se encuentra fuera del país, en Ecuador, encabezando una misión de Uniores, sino que tampoco el pleno, por su parte,  tiene reunión agendada.

Entonces sería tema de la semana que viene, y ante la pereza del organismo, podría darse la urgencia de los afectados, casi el universo de los partidos.

La audiencia no solo será importante, sino crucial, y no porque deba reafirmarse o desdecirse. El clima interior inquieta, pues el voto disidente ganó afuera lo que no adentro.

En un tiempo, cuando la filosofía de patio era relevante, la cuña del mismo palo era mortal. Lo que sucede ahora y que da pie a intrigas, de interesados, pero también de   sobrados.

Ni siquiera sería cosa de limpiar lo que gente salida del tiesto calificó de “tollo”, pues con los partidos se alternan los juegos, sino  favorecer la cizaña.

Incluso, están los daños colaterales, ya que a consecuencia de las asignaciones, se fueron a pique entendimientos políticos que se sabían de antemano frágiles.

El factor conveniencia se aprecia mucho en política, y tal vez el orden no, pero sí la circunstancia altera el producto.

Como no se conocen intimidades de las coincidencias, tampoco de los cambios sorpresivos. Aunque no hay dudas de que el grande desamparó al pequeño.

¿Que opinas?

Written by Bienvenido Feliz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *