in

UN MOMENTO

un-momento

Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

 Permítanme comenzar fe­licitando a los abogados que ejercen su profesión del Derecho por el cami­no recto de la ética. Ha­brá gente que me va a decir ¿felicitar a los abogados? Y es que conocen por experiencia personas que son aboga­dos que no ejercen la ética.

La abogacía es una de las profesio­nes muy importantes en la vida. Ne­cesitamos abogados que defiendan la justicia, que defiendan al pobre, no por ser pobre, sino que no se incline ni por el pobre ni por el rico sino por el Derecho.

¡Felicidades a los abogados que son abogados, que tienen la ética de abo­gados! Nos alegramos con ellos en es­te Día del Abogado.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.

¿Que opinas?

Written by Bienvenido Feliz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *